Skip to content

“Discúlpenme, pero los ciudadanos no somos clientes del gobierno. Somos los dueños”, le dice Colbert a yerno de Trump

29 March, 2017

Trump quiere a su yerno Jared Kushner como el encargado de “reformar el gobierno para que funcione más como empresa”, que es una frase o idea que muchos, tanto dentro como fuera de Estados Unidos, podría pensar que es algo válido o “bueno” a considerar.

Después de todo, se nos hace más eficiente comprar algo en Amazon que intentar obtener un servicio a través de un gobierno. ¿Por qué no quisiéramos que el gobierno funcionara más como una empresa?

Porque el gobierno no es una empresa y nosotros no somos sus clientes. Le he batallado mucho tiempo para poner esto en palabras tan sucintas como Stephen Colbert la otra noche en su programa, criticando los planes de Trump y su yerno:

¿Qué dijo Colbert que resonó tanto conmigo?

Él cita a Kushner describiendo su misión de hacer que “el gobierno debería de ser administrado como una gran empresa americana” con la “esperanza de que pueden darles éxitos y eficiencias a sus clientes, que son los ciudadanos”.

A ver, no, dijo Colbert.

“Espera un momento” dice Colbert. “No somos clientes. Somos ciudadanos, lo que significa que la tienda es de nosotros. Tú trabajas para nosotros mijo”.

El gobierno no es una empresa que nos ofrece servicio a nosotros. No, el gobierno es nuestra empresa para darnos servicios. Los servidores públicos son empleados de los ciudadanos. Ellos se ofrecen a servirnos.

Sí, es necesario que un gobierno sea responsable, austero en su administración, eficiente en la entrega de servicios, pero si seguimos pensamos que el objetivo principal de un gobierno es simplemente generar más riqueza para sí mismo o para solo algunos, olvidamos su función y razón de ser.

Los ciudadanos no somos clientes del gobierno. Los ciudadanos somos los accionistas y dueños del gobierno, y Trump, Peña Nieto, los alcaldes, legisladores y jueces, son nuestros empleados.

Tan cierto es esto, que los fundadores de Estados Unidos obligaron al presidente recibir un sueldo para dejar claro que es un empleado más del pueblo, no es ni un favor (como algunos en México piensan que debería de ser el servicio público) ni tampoco se enriquecerá bajo comisión dependiendo de su trabajo como si fuera un vendedor o CEO de alguna empresa. Sobre todo, necesita un sueldo para evitar la corrupción.

Repito todo esto para dejar claro: Es bueno que el gobierno sea eficiente como algunas empresas, pero lo que Kushner y Trump proponen es tratar al ciudadano como cliente, lo que casi siempre es una forma de decir “vamos a ofrecer servicios más baratos pero con menos calidad”. O simplemente utilizan el argumento de que “el gobierno debería de ser como una empresa” para eliminar programas que no son “rentables”, a pesar de que quizá sean necesarios para millones de ciudadanos y para el desarrollo a largo plazo de la nación, independientemente de cuánto cueste.

 

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: