Skip to content

El nuevo proyecto del IMPLAN para el transporte masivo de Tijuana

17 January, 2012

Lean este artículo del Zeta sobre en lo que se ha convertido el plan de transporte público masivo para Tijuana. Le dicen Al traste con la Vía Rápida y con buena razón. 

[NOTA: Es el Zeta, así que tómenlo con un grano de sal, pero sí me suena como un plan de último momento que pensarían ingenieros políticamente presionados. Aún así, hay que esperar al proyecto oficial.]

Básicamente se trata convertir la Vía Rápida en una ruta para un metrobús, poniendo semáforos para los peatones y acortando los carriles para los automóviles. 

Ahora, conozco a Manuel Guevara del IMPLAN, y es uno de los muy pocos tijuanenses que han luchado durante décadas para convertir a Tijuana en una ciudad moderna y urbanizada, soñando igual que muchos en metros, trenes ligeros, calles pavimentadas, árboles y parques por todas partes. 

Pero entiendo también que es humano y se frustra, por lo que tampoco me sorprende que este plan haya salido como síntoma de la desesperación por hacer algo por la ciudad. Y como todo que sale  en desesperación, se ve mal.

Culparía, antes que nadie, a los transportistas claro, que desde hace años han puestos sus intereses sobre los de la ciudad y han hecho que cualquier solución para el problema del transporte público de Tijuana sea más costoso de lo que debería hacer. Cada año que pasa son millones de pesos acumulados al costo de reformar la ciudad. 

Esto son los puntos principales que aparecen en el artículo del Zeta: 

Para ello modificará el diseño de la vialidad y cambiará su concepto de rapidez con la colocación de semáforos y altos que permita a los peatones cruzar la calle para abordar, por el lomo de la canalización, las unidades de transporte articulado que circularán por el carril de uso exclusivo que les será asignado. El trayecto lo harán desde la Garita de San Ysidro hasta El Florido.La banqueta con que cuentan algunos tramos del canal será retirada, al igual que el camellón que divide la Vía Rápida de la lateral y la medida de los carriles será reducida de 50 centímetros hasta casi un metro. De esa manera se ganará espacio para añadir un carril más.

Estas fueron mis opiniones inmediatas, sin pensar y llenos de “disbelief”: 

Digo, entiendo la desesperación por hacer algo, pero hay veces que mejor hay que dejar ir todo y no hacer mediocridades. A parte, ¿Quitarán todos los árboles de la vía rápida? Eso sí dolerá, pues no es como el Zócalo 11 de Julio en donde se plantarán más áreas verdes. 

No entiendo por que mejor no hacer puentes o accesos para la ruta del lado izquierdo. Ósea, ¿semáforos en la vía rápida? This is insane. Mejor que se concentren en la Ruta 2 de Otay a Santa Fé y luego juntan el dinero para desarrollar el proyecto adecuado para la Ruta 1.

A parte, ¿cómo es que esperan que frene la gente de repente en la vía rápida? estará lentísima,  llegando a ser inútil. Los bulevares aledaños se atascarán de gente buscando rutas alternas. Somos la ciudad que más carros tiene per capita, y dudo que las nuevas rutas troncales sean suficientes como para trasladar a una fracción de los que actualmente se mueven por carro o si serán útiles para muchos. 

Seriously, WTF?

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: