Skip to content

The New and, ¿Improved? AMLO con las estrategías de Ebrad.

17 November, 2011

Andrés Manuel López Obrador será de nuevo el candidato para el PRD, PT y lo que era el partido Convergencia (ahora son el partido Movimiento Ciudadano) después de que “ganó” la encuesta contra Marcelo Ebrad. Dejémos a un lado, por mientras, el tema de que si es irónico o no el hecho de que un proceso de selección tan antidemocrático se lleve a cabo en un partido llamado el de la Revolución Democrática.

¿El primer lugar a donde fue a entrevistarse y presentarse de nuevo a México? Televisa, claro, porque el drama nunca falla con él. Como lo dijo mi colega Kristian Camarena:

Este AMLO es otro pedo; menos revolucionario, menos incendiario. Más propositivo e inteligente. Preparado. Aprendido. Y manejado.

¿Manejado por quién? Será por Ebrad me imagino, quién no tiene nada que perder con ayudar a AMLO llegar a la presidencia y ser su de facto vice-presidente durante la campaña, la imagen de un balance en la izquierda mexicana que quizás pueda darle la serenidad a todo un sector importante del país que busca un cambio pero también aseguramiento de progreso, algo que el PAN trágicamente no logró en sus 12 años de poder.

De cierta forma, no pudo ser de otra forma. Si Marcelo iba a ser el candidato, AMLO hubiese tenido que haber perdido las encuestas (o elecciones internas, como quieran) por un amplio y humillante margen, suficiente para aceptar que el actual Jefe de Gobierno del DF es el futuro de los progresistas en el 2012.

Pero Ebrad sabía que aun con una ventaja en las encuestas, no iba a lograr tal victoria contundente y Andrés Manuel continuaría de “inquieto” durante la campaña o muy poco dispuesto a organizar sus miles de seguidores en favor de Ebrad y por ende,  la única estrategia para la presidencia en el 2012 tendría que depender totalmente de los mexicanos independientes y un colapso del candidato priísta (junto de una tregua con Vázquez Mota). No imposible, pero la lucha lo dejaría algo dañado para el 2018, y él no tiene tanta prisa.

Mejor, Ebrad no gana ahorita, quizás logre impulsar a AMLO lo suficiente para la victoria el próximo primero de julio para lanzarse en el 2018. Si no, los próximos seis años serán más que suficiente para convertirse en la figura respetada que actuó de una forma madura, respetable y progresista.

El problema es, quién sabe si México tenga ese lujo de tiempo. Todo depende de las otras dos opciones que habrá.

One Comment leave one →
  1. Ángel permalink
    17 November, 2011 9:36

    Exacto José Luis, México no tiene el lujo del tiempo… Ni nosotros en ese tiempo dejar de creer en que el tiempo solucionará los problemas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: