Skip to content

Los caprichos de las primeras damás y el DIF

4 December, 2010

Hay un problema con otorgarle la tarea del desarrollo social del estado a cualquier persona sólo por ser las primeras damás, como si el DIF fuera el equivalente de ser la ama de casa estatal.

Se presta a que lleguen personas verdaderamente ignorantes al puesto, caso en punto: La actual directora del DIF estatal Rosa Carmina Capuchino (!) de Osuna (se sigue poniendo el apellido de su esposo, eso les dice mucho sobre cómo piensa).

Le dio un “rotundo no” a las adopciones por parte de parejas del mismo sexo, porque “esto generaría otra clase de problemas en la sociedad”. Obviamente no dijo ni cuáles son o por qué, simplemente de que los habrá, y porque ella dice.

El DIF se encarga de mantener la importantísima  institución de la familia y asegurar el bienestar de ésta y de los niños (nuestro futuro), y por ende, ser director o directora del DIF es una enorme responsabilidad. Es sumamente peligroso  e irresponsable darle este puesto a las parejas de los jefes ejecutivos simplemente por ser la mujer más cercana a ello (Bustamante pondrá a su hija, Carolina, alguien quien se me hace mejor preparada para el puesto, pero aún así, no se buscó a la mejor persona).

Ah, y miren lo que tiene la señora como collar…

Una cruz, ¡Oh, sorpresa!

 

 

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: