Skip to content

Aumentan los secuestros en los 5 años: estudio. ¿Vamos ganando la guerra?

7 September, 2010

Imagen de Alberto Paz

¿Esto es un buen paso para la paz? Hago estas preguntas para hacerlos pensar sobre qué es exazctametne lo que queremos de esta guerra contra el crimen organizado. ¿Se está luchando para quitarle poder al narco ante el Estado, o se está luchando para el bien social?

Hoy, se publica los resultados de un largo estudio llevado a cabo por la Cámara de Diputados, con importantes cifras sobre el secuestro en México. Los estados que más sufren de ellos (o en donde más denuncias aparecen), quienes los cometen, cuánto se paga por rescates, las características de los secuestradores, de los secuestrados. Bastante completo.

“En 2005 se denunciaron menos de un secuestro por día (0.89); durante los primeros seis meses de 2010 se han denunciado, diariamente, 3.72 delitos de este tipo. Esto siginifica un crecmiento de 317%”, según un estudio realizado por la Cámara de Diputados, a partir de cifras oficiales y de diversas fuentes.

Hay un pero muy importante en estas cifras y a las que apuntan la Comisión Nacional de Derechos Humanos:

[…]Para el periodo 2000-2008 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), con base en un estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, estimó que el secuestro tiene una tasa de no denuncia de 75%, lo cual significa que por cada secuestro denunciado existen otros tres que no lo son”,[…]

Lo más alarmante para muchos sociólogos debería de ser este pequeño dato, aunque no nos debería de sorprender una vez que nos ponemos a pensar sobre quienes son capaces de creerse invencibles:

El estudio Secuestro: impacto social y características del delito, revela que los secuestradores tienen, en general, un nivel considerable de integración social.

En el caso de los que delinquieron en el Distrito Federal y estado de México, se trata de personas —en promedio— de 31 años, con tres hijos, que un mes antes de privar de su libertad a una víctima, tenían un trabajo de asalariado, comerciante o burócrata; y se aliaron a una banda con familiares de tres y nueve integrantes.

Este dato es mala y buena noticia. Mala porque va contra lo que muchos creen que es una respuesta fácil para prevenir la adición de más “jóvenes” al narcotráfico, de simplemente mejorar las condiciones de vida de las personas marginadas o construirles canchas deportivas para que no secuestren (“juega futbol y no secuestres”). La idea es que son problemas económicos inmediatos los que motivan que personas cometan estos crímenes violetos y atroces.

El error de ésta premisa, es que ignora cuestiones profundas sociales e individuales, que no pueden ser resueltos sólo con incentivas inmediatas, como mejor salario en un trabajo “honesto” o el miedo a un fuerte castigo. Estas personas no lo hacen simplemente por el dinero, sino que son sociópatas y eso se manifiesta con ser abusivo desde la vida criminal o desde la patrulla policiaca, y lo peor de todo es que no hay justicia ni para las víctimas o contra ellos.

Matarlos no es justicia, sino que sean debidamente procesados, encontrados culpables y encarcelados. Por eso, aunque sea verdad que 90% de los miles y miles de muertos en estos años sean “culpables” o “criminales”, el matarlos nos deja con un sentimiento de justicia inconclusa o nula.  Como si “nada pasó aquí”.

En fin, otra cifra que nos hace la pregunta “y esta guerra, ¿Para qué es?”

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: