Skip to content

Sospechando en Arizona a Juanito y José.

3 May, 2010

Me he tardado un poco en escribir algo sobre la ahora famosa y “controversial” (para no decir otra cosa) ley aprobada en Arizona, que básicamente convertiría a inmigrantes indocumentados como criminales, será mucho más estricta la regularización de empresas que contraten empleados indocumentados, y más increíble y preocupante aún, le dará a la policía el poder de pedirle los papeles de inmigración a cualquiera que la policía “encuentra algo sospechoso”.

Básicamente, la policía tiene derecho ahora de  verte y prejuzgar si eres residente legal de Estados Unidos, algo que por cierto es competencia del gobierno federal y de nadie más. Lo bueno es que esta ley ya ha tenido una reacción negativa en los medios y gran parte de la opinión pública (aunque una pluralidad de los americanos están a favor de ella, pero no significa que la conocen).

Linda Greenhouse, periodista del New York Times que se especializa en temas de ley y la Suprema Corte, escribe:

Que bueno que ya he visto el Gran Cañon

Porque no pienso regresar a Arizona mientras que es un estado policíaco y fascista, que es en lo que la aberrante propuesta anti-inmigrante que la gobernadora Jan Brewer firmó como ley la semana pasado lo ha convertido.

Agruéguenle otros como Frank Rich y Andrew Sullivan, quien dijo esto sobre ley (y más):

Como un inmigrante yo mismo, sí simpatizo con los hispanos legales que han pasado con los canales legales para la inmigración y que ahora tendrán que cargar con un pepelerío de documentos para simplemente comprobar que no son criminales en los ojos del estado.Esta ley entonces castigará a los “sospechosos” inmigrantes legales también, porque todos estarán bajo constante monitoreo. Esto es por debajo de America, desde mi punto de vista.

Ta-Nehisi-Coates contradice a David Frum, quien minimiza la ley diciendo que la policía simplemente te pedirá los papeles si cometes otro crimen o alguna infracción. Coates también se burla de los que defienden la parte de la ley en donde dice que se requiere “sospecha razonable”, pues lo compara con la “sospecha” que muchos afro-americanos tiene que aguantar por parte de la policía local.

Aquellos que defienden la ley dirán que la policía te tienen que detener por algo, y aún así tienen que “sospecharte” de haber hecho algo.

Perdón, pero no eso me hace sentir tranquilo. Amadou Diallo se encuentra muerto porque la policía “sospechó de que traía una pistola. Oscar Grant está muerto por la policía “sospechó” que necesitaba ser impactado con pistola de toques. Mi viejo amigo, Prince Jones, estudiante de la Universidad de Howard y padre de una bebé, fue asesinado por la policía en frente de la casa de su hija, porque la policía “sospechó” que era un narcotraficante. (El policía no fue suspendido de la agencia). Sólo hace un año, me detuvieron en Chelsea, saliendo de una entrevista con NPR, porque la policía “sospechó” que era un hombre latino que acababa de asaltar a alguien.

Coates luego argumenta (correctamente) que los que defienden a los policías, como George Will, lo hacen por prejuicios y elitismo:

También, sospecho que él sólo se imagina a la policía como un tipo de “oficiales amistosos” quienes nomas arrestan a “la gente mala”.

En México, los que permiten los abusos a derechos humanos, repiten una frase popular parecida: “el que nada debe, nada teme”.

Sullivan, otra vez, compara a la relación del Partido Republicano con los Latino a aquella que tiene (o tenía) con los gays:

The GOP is now doing to Latinos what it did to gays. Its leaders – by backing the Federal Marriage Amendment in the last decade and now the Arizona law in this – are essentially saying that they do not understand how these measures could impact a minority’s collective psyche. Whatever the technical merits of either measure – and there were intellectually coherent (if, to my mind, unpersuasive) defenses of both – the lack of empathy or understanding is the real issue. It places the Republican “us” against the minority “them.” This is not just a failure of empathy; it is failure of judgment. The votes of Latinos will be massively important in the very near future, and the number of people who know and love gay people grows daily.

Al rato le continuó con mi análisis, jeje.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: