Skip to content

Ahora sí, cambio de verdad

22 March, 2010

La Casa Blanca en el momento en que se aprobó la reforma en la Cámara de Representantes

Después de más de un año de guerras sucias republicanas, de demócratas traidores, de bloguers enojados, de peleas parlamentarias y Tea Parties, se ha aprobado la mayor reforma al sistema de salud norteamericano desde Medicare en los 60 y algo que ha eludido a varios presidentes durante casi un siglo. No es perfecta la nueva reforma, pero es un histórico primer paso y cambia la trayectoria del país.

Pero igual de importante, la presidencia de Barack Obama por fin tiene una verdadera consecuencia histórica. Barack Obama ya ha hecho historia por sí mismo durante y antes de la campaña, pero ahora, su presidencia por fin será recordada por hechos y no sólo buenas intenciones. Como lo dice El País:

Con esta victoria, se inicia una nueva presidencia de Obama. Concluido el largo y agotador proceso para la aprobación de esta reforma, el presidente norteamericano es un hombre nuevo. Cumplida una misión en la que ha consumido todas las energías hasta la fecha, ahora tiene la oportunidad de encarar otras ambiciosas metas domésticas (la reforma energética, el cambio de modelo educativo, una ley de inmigración, etcétera) y un mayor protagonismo en la política internacional.

Este 21-M no marcará la transformación de Obama en una versión desconocida de sí mismo. Más probablemente, para lo que servirá es para hacer de un candidato increíble, un presidente de verdad.

Cómo ya dije en un post anterior, este hombre tiene huevos. ¿Quién se hubiera atrevido enfrentarse a la casi inevitable Hillary Clinton, y con su nombre y color de piel? O enfrentado la crisis de imagen con su reverendo, enfrentado a John McCain y aceptar tomar las riendas de un país derrumbado después de ocho años de George W. Bush y la peor crisis económica desde los 30.

Aunque esta victoria no le pertenece a Obama solamente. Los demócratas deberían de estar igual de orgullosos de su líder parlamentaria, Nancy Pelosi. Vía Andrew Sullivan, la opinión de Matt Steinglass:

Hasta cierto punto significante, la Sra. Pelosi tiene una imagen negativa porque los americanos piensan que es una perdedora. Esta impresión se entiende cuando uno ve la manera en que los medios tradicionales han proyectado a este Congreso, pero es totalmente incorrecta. Ella ha presidido sobre una de las más efectivas sesiones en la historia de la Cámara [y ella ha] surgido victoriosa de una de las batallas más rudas que la legislatura americana ha visto desde el juicio de desafuero de Bill Clinton, sino antes. Quizás la gente (los Demócratas, por lo menos) por fin comenzarán a darle el crédito que merece.

Más reacciones, de Josh Marshall de TPM. Y claro, de Andre Sullivan

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: