Skip to content

“Discúlpenme, pero los ciudadanos no somos clientes del gobierno. Somos los dueños”, le dice Colbert a yerno de Trump

29 March, 2017

Trump quiere a su yerno Jared Kushner como el encargado de “reformar el gobierno para que funcione más como empresa”, que es una frase o idea que muchos, tanto dentro como fuera de Estados Unidos, podría pensar que es algo válido o “bueno” a considerar.

Después de todo, se nos hace más eficiente comprar algo en Amazon que intentar obtener un servicio a través de un gobierno. ¿Por qué no quisiéramos que el gobierno funcionara más como una empresa?

Porque el gobierno no es una empresa y nosotros no somos sus clientes. Le he batallado mucho tiempo para poner esto en palabras tan sucintas como Stephen Colbert la otra noche en su programa, criticando los planes de Trump y su yerno:

¿Qué dijo Colbert que resonó tanto conmigo?

Él cita a Kushner describiendo su misión de hacer que “el gobierno debería de ser administrado como una gran empresa americana” con la “esperanza de que pueden darles éxitos y eficiencias a sus clientes, que son los ciudadanos”.

A ver, no, dijo Colbert.

“Espera un momento” dice Colbert. “No somos clientes. Somos ciudadanos, lo que significa que la tienda es de nosotros. Tú trabajas para nosotros mijo”.

El gobierno no es una empresa que nos ofrece servicio a nosotros. No, el gobierno es nuestra empresa para darnos servicios. Los servidores públicos son empleados de los ciudadanos. Ellos se ofrecen a servirnos.

Sí, es necesario que un gobierno sea responsable, austero en su administración, eficiente en la entrega de servicios, pero si seguimos pensamos que el objetivo principal de un gobierno es simplemente generar más riqueza para sí mismo o para solo algunos, olvidamos su función y razón de ser.

Los ciudadanos no somos clientes del gobierno. Los ciudadanos somos los accionistas y dueños del gobierno, y Trump, Peña Nieto, los alcaldes, legisladores y jueces, son nuestros empleados.

Tan cierto es esto, que los fundadores de Estados Unidos obligaron al presidente recibir un sueldo para dejar claro que es un empleado más del pueblo, no es ni un favor (como algunos en México piensan que debería de ser el servicio público) ni tampoco se enriquecerá bajo comisión dependiendo de su trabajo como si fuera un vendedor o CEO de alguna empresa. Sobre todo, necesita un sueldo para evitar la corrupción.

Repito todo esto para dejar claro: Es bueno que el gobierno sea eficiente como algunas empresas, pero lo que Kushner y Trump proponen es tratar al ciudadano como cliente, lo que casi siempre es una forma de decir “vamos a ofrecer servicios más baratos pero con menos calidad”. O simplemente utilizan el argumento de que “el gobierno debería de ser como una empresa” para eliminar programas que no son “rentables”, a pesar de que quizá sean necesarios para millones de ciudadanos y para el desarrollo a largo plazo de la nación, independientemente de cuánto cueste.

 

Advertisements

¿Ahora qué? La era de Trump y post Obama

9 November, 2016

Como medio mundo, hoy es surreal, y seguirá siendo de aquí hasta quién sabe cuando.

Sobre todo el 20 de enero cuando Donald J. Trump jure como Presidente de los Estados Unidos, con un gabinete, Congreso y Suprema Corte listos para traer abajo el progreso de los últimos ocho años, no solo en su país, pero quizá en el resto del mundo.

Lo dijo bien uno de mis mejores amigos:

Siento como si falló algo masivo en el mundo. Esto no debió de haber sucedido.

No obstante, Paul Krugman del New York Times (y muchos otros) han dicho algo cierto. No hay que rendirse, ni es el final.

Primero que nada, siempre es importante recordar que las elecciones determinan quién tiene el poder, no la verdad. El revés aturdidor no significa que la ultraderecha tiene la razón para ver a quienes no son blancos como inferiores, que las políticas económicas de voodoo funcionan, o lo que sea. Y tienes que mantenerte en la verdad como mejor lo veas, aún si sufres derrota política.

Mi generación de “millennials” tuvo a Bush hace unos años y nos dimos cuenta la importancia de trabajar hacia una meta común y no jalar para todas partes. Ahora, peor aún con Trump, les tocará a una generación más joven darse cuenta que el progreso no es fácil, no es blanco y negro, ni de la noche a la mañana.

Ni modo. A seguir adelante.   Corazón caliente, mente fría.

(Imagen vía Freeimages/Jacqueline Fouche)

Comentarios de Mitt Romney comprueban que mucho del odio a Hillary es irracional

31 July, 2016

Según Mitt Romney, el excandidato presidencial republicano en el 2012, Trump aún puede ganar, porque Hillary Clinton “es una horrible candidata durante la campaña” (dijo ‘campaigner’, pero en español no hay traducción literal).

Ya todos sabemos que Hillary no es la mejor persona para andar en campaña (o que no tenga nada criticable) algo que ella mismo lo dijo en su discurso histórico al aceptar la nominación demócrata para la presidencia:

La verdad es, aunque durante todos estos años de servicio público, la parte sobre el ‘servicio’ siempre se me ha hecho más fácil que lo ‘público’.

Pero ese no es lo que quiero discutir, pues Mitt, durante una entrevista con BuzzFeed , luego se avienta un comentario que revela muchísimo sobre la verdadera razón por la cual él y otros le tienen tanto odio irracional contra Hillary:

“Hay mujeres serias líderes que no entran a una audiencia y ponen sus brazos arriba en el aire y luego se lanzan una carcajada como sonrisa”, dijo. “Es como si ella estuviera actuando como si fuera Bill Clinton y no es Bill Clinton. Aún así, no se ve bien”.

 

Llevo un buen rato sin escribir algo en este blog porque el tiempo no me lo permite, así que solo noticias que me indignan lo suficiente me motivan para escribir . Como esta.

¿Según quién, es inauténtico eso? ¿Comparado con quién? Hillary siempre ha sido una ‘goofball’, como dicen en inglés, una mujer seria, profesional, preparada, pero que siempre ha tendido a hacer gestos exagerados cuando se divierte (sea lo que sea lo que lo divierte).

Bastante con ver este video de Convención Nacional Demócrata en 1996, que se hizo viral ayer, para ver que lleva por lo menos 20 años reaccionando chistosamente a todo:

Screen Shot 2016-07-30 at 5.08.55 p.m.

Lo entiendo; mucho de la política moderna es pura imagen y proyectamos lo que nosotros queremos ante un candidato. Unos ven a Obama como un salvador y otros como un musulmán/terrorista/negro radical, él hace lo mismo pero millones interpretan esa sonrisa grande como quieren.

Hillary, para nada, es la excepción, y hasta la han llamado la candidata “Rorschach test”, como el examen en el que personas proyectan sus ideas. Ella es la candidata en el que todos se proyectan. ¿Es por ser mujer?

Pues, definitivamente no es como cualquier otra candidata y muchas personas, en especial hombres que llevan años acostumbrados a ver otros como ellos haciendo “campaña”, no saben exactamente qué debería de hacer una mujer candidata.

El humor o comportamiento de HIllary no es nada del otro mundo para mí. Entre mis héroes y personas que más admiro en la vida, se encuentran mi madre, tías, primas y amigas que las he visto conquistar al mundo profesional sin abandonar su humor entrañable, el equivalente a los “chistes de papá” que les toleramos a los hombres. ¿Pero si una mujer es así?

“Ay, no, qué falta de seriedad”, diría Mitt Romney.

P.D. Ojo, no digo que Clinton no tenga fallas verdaderas como candidata. Pero mucho de sus “fallas” dependen más de percepción de los demás que de ella.

Vía TalkingPointsMemo.

Las políticas de Sanders no es lo que importa

24 May, 2016

El New York Times tiene un nuevo artículo, escrito por dos politólogos, y proponen una teoría radical: Simpatizantes de Bernie Sanders lo siguen a él, no tanto sus políticas.

Qué shock, lo sé, pero seguido en las redes sociales o conversaciones en persona durante las campañas políticas, cada quien pretende ser “objetivo” sobre las razones que apoyan a un candidato, o pretender decidir simplemente porque les gustan sus promesas de campaña.

La realidad, dicen Christopher H. Achen y Larry M. Bartels, es menos romántica:

“Décadas de evidencia sociocientífica demuestra que el comportamiento electoral [de los ciudadanos] es mayormente un producto de lealtades partidistas heredadas, identidad social y apego a ciertos símbolos. Conforme avanza el tiempo, ciudadanos participativos quizá construyan preferencias en cuanto a políticas públicas e ideologías que racionalicen sus decisiones, pero esos factores rara vez son fundamentales”.

Ellos demuestran, basándose en las encuestas y estudios de esta actual campaña presidencial, cómo realmente no es tan importante la ideología de Sanders. Un 11% más de las personas que se identifican como “liberales”, en promedio, han apoyado a Sanders. Pero es poco comparado con las ventajas que Clinton obtiene de grupos más grandes, pues ella gana por 11 puntos grupos como mujeres , por 28 puntos a quienes se identifican como demócratas o se gana por 18 puntos a todos los que no son blancos.

Para quienes sí apoyan a Sanders, “la ideología liberal al parecer fue un resultado a corto plazo de su entusiasmo por el Sr. Sanders y no tanto por alguna convicción política estable”.

O sea, si Sanders fuera seguiría siendo independiente y antiWall Street, pero más conservador en otros temas como gay marriage o el salario mínimo, sus seguidores se harían más conservadores, porque al fin de cabo, se trata de él, no de sus ideas.

Demócratas utilizan Star Wars para atacar a republicanos tras voto antiLGBT

19 May, 2016

Toda la política debería de ser explicada como en Star Wars:

Los demócratas gritaron “SHAME” (sería padre pensar que fue una referencia a Game of Thrones, pero no son TAN cool) tras la maniobra de los republicanos, pues hicieron trampa legislativa para votar contra una ley que hubiera prohibido la discriminación contra personas LGBT por parte de los contratistas del gobierno.

El Presidente Barack Obama había firmado una orden ejecutiva hace unos meses protegiendo a personas LGBT contra la discriminación por parte de empresas que buscan ser contratistas del gobierno federal, pero los republicanos anoche metieron una enmienda a una ley que invalidaría esta orden. Hoy, los demócratas ya mero lograban contrarrestar esa enmienda, pero de nuevo, los republicanos hicieron todo lo posible para mantener viva la discriminación contra personas LGBT.

Luego dicen que los dos partidos son iguales…

El maravilloso eclipse de Plutón mientras New Horizon se despide del planeta

29 July, 2015

nh_01_stern_05_pluto_hazenew-980x551

¿Ven ese “halo” luminoso en la fotografía de arriba? Es la atmósfera de Plutón, iluminada porque el Sol está detrás del planeta enano en esta foto tomada por New Horizons.

Yep, Plutón tiene una leve atmósfera, y hasta es más de lo esperado. Por lo menos se extiende más hacia el espacio de lo antes pensado, 130 km, gracias a las fotos tomadas por el Long Range Reconnaissance Imager (LORRI), la cámara que trae New Horizons a bordo:

…LORRI reveló la atmósfera de Plutón mientras que la luz solar pasaba por ella. “Me quedé con la boca abierta y llegó hasta el piso cuando vi esta primera imagen de una atmósfera alienígena en el Cinturón de Kuiper”, dijo el Investigador Principal de New Horizons, Alan Stern del Instituto del Southwest Research Institute. “Me recuerda de que la exploración nos trae más que solo descubrimientos increíbles – nos trae belleza increíble.”

Esta foto y más, muchísima más, información sobre Plutón llegará poco a poco durante los próximos 16 meses, ya que tardará bastante New Horizons en enviar todos los datos recopilados durante su paso por Plutón. A parte de las distancias que debe de recorrer la info, recibirla en la Tierra involucra un proceso complicado que incluye una serie de antenas alrededor del mundo.

Sigan leyendo sobre Plutón aquí en Ars Technica, que compiló un reportaje bastante bueno sobre los más recientes envíos del New Horizons, incluyendo las imágenes más claras (hasta ahora) de las otras lunas de Plutón: Nix y Hydra.

La mejor serie animada de TV que no han visto

3 October, 2014

Tan solo dos días más para que comience el inicio del fin… de La Leyenda de Korra.

Altos y bajos con la serie, aunque mayormente altos, mientras que hasta en sus “peores” momentos uno encuentra razones para amar algo de cada episodio, sea su animación,  la acción, el guión, el humor o simplemente el desarrollo de la historia.

Aquí, el avance del Libro 4:

Un recuerdo de lo sucedido en el Libro 3 de Korra:

En tan solo unas horas es el estreno del primer episodio. Here we go.